Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
Teología Contemporánea
Los teólogos más influyentes de nuestra era
img
24 de Diciembre, 2010    Paul Tillich

La antropología y la cristología de Paul Tillich


1. Su antropología:  “El ser y Dios

Tillich insiste que el hombre como ser existencial es confrontado diariamente con su finitud. Esta finitud se confirma mediante la muerte, y la muerte le recuerda al hombre su limitación existencial. El hombre vive, según Tillich, constantemente bajo la amenaza del “no-ser”. Frente a esta amenaza, surge la pregunta respecto a Dios, y éste interrogante presupone que el hombre es consciente de lo infinito y eterno.

La fe en Dios, por tanto, es la expresión de la “preocupación última  del hombre y lo que determina la existencia misma del “ser”.  Pero el hombre siempre corre el riesgo de poner su confianza (“preocupación última”) en aquello que no es Dios, es decir, en las cosas de esta vida (dinero, gobiernos, logros personales), plenamente convencido que en ellas encontrará la respuesta de su existencia. A esto último llamamos idolatría: la amistad con las cosas vacías de esta vida, que toman el lugar de un dios, y esclavizan a la persona

El hombre, como se ha mencionado previamente, no debe cometer el error de buscar a Dios como si éste fuera un ente más u otro dios, puesto que Dios es en realidad el “fundamento último del ser.” En otras palabras, Dios no es un “ser” más entre otros “seres,” sino que Él es “el ser mismo” o “fundamento del ser”. Dios no puede ser definido o comprendido en base a la razón finita o conceptos humanos. Únicamente se lo puede conocer fuera de toda categoría finita/humana.

Entonces, ¿cómo llega el hombre a conocer a Dios? Mediante la fe y la revelación, argumenta Tillich. Dios solo puede ser conocido en la esfera de lo infinito. De este modo, cuando el hombre conoce a Dios es inmediatamente libertado de la ansiedad del “no ser” y de todos los ídolos, y le es concedido por Dios “el coraje de ser”, es decir, la capacidad de vivir una nueva realidad existencial.

La nueva existencia, por tanto, se concretiza en la máxima y última revelación de Dios, Jesucristo, el “nuevo ser” o “nuevo hombre.” En Jesucristo, el hombre deja de ser existencia vana, finita, para llegar a ser existencia plena, contenedor de la vida infinita. Esta última observación nos abre el camino hacia nuestro segundo tema: “la existencia y Cristo.

 

2. Su cristología: La existencia y Cristo

Tres asuntos importantes nos conciernen aquí: primero, la explicación que da Tillich respecto a Cristo como símbolo; segundo, sus observaciones en cuanto a Cristo como la revelación misma de Dios y tercero, sus reflexiones en relación a Cristo como el “nuevo ser” que redefine la existencia humana.

Para Tillich “Cristo” es el símbolo supremo de redención. Pero el término “símbolo,” aplicado a Cristo, no debe entenderse como algo “irreal,” como lo entienden muchas personas. Tillich argumenta que el símbolo no solo “contiene verdad” sino que también “es verdad.” El símbolo “contiene verdad” ya que corresponde a la revelación que expresa, y “es verdad” pues es la expresión de la auténtica revelación. Además, añade que el símbolo religioso cumple una doble función, a saber, revela lo divino en lo humano y lo humano en lo divino.

Cristo es ciertamente símbolo de la verdad última, pero Cristo no es para Tillich Dios encarnado. Él entiende que la frase “Dios se hizo hombre” es absurda, pues afirmar tal cosa carecería de sentido, ya que implicaría que Dios deja de ser Dios al volverse hombre. Y Tillich añade, “la única cosa que Dios no puede hacer es dejar de ser Dios. Por eso él prefiere la expresión juanina “la palabra se hizo carne” para referirse a la auto-revelación o manifestación de Dios. Esta revelación de Dios como “la palabra,” que toma forma en Jesús como “el Cristo,” es la expresión última del amor de Dios hacia el mundo.

Finalmente, el problema de la existencia del hombre se resuelve con la venida de Jesucristo.  Como “el Cristo,” Jesús es el símbolo del “nuevo ser.” Él voluntariamente participa en la finitud del hombre, venciendo así su estado de alineación para implantar de esta manera una nueva realidad en la vida humana. El triunfo de Cristo es representado mediante la crucifixión y la resurrección. Tillich cree que la crucifixión y resurrección son símbolos que revelan la oscuridad última de la vida humana (crucifixión), y la conquista sobre la existencia alienada del hombre (resurrección). Mediante estos símbolos la relación hombre-Dios es restituida. La persona que se halla “en Cristo” participa de la realidad del “nuevo ser.”

 

3. Observaciones

Concluiremos con dos observaciones prácticas extraídas del pensamiento de Tillich.

Primero, Tillich nos infunde un sentido de temor reverente cuando se refiere a Dios. No podemos definir a Dios en términos lógicos o en base a la razón humana, ni tampoco debemos igualar a Dios con otros dioses (ídolos), sino más bien necesitamos conocerlo en la esfera de lo divino, como trascendente y único, llegando a Él por medio de la revelación.

Esto sin duda nos ayuda no solo a despojarnos de nuestros conceptos errados de quien es Dios, sino que también nos capacita para dar a conocer a Dios como realmente es. La comprensión clara de quien es Dios guarda al hombre de caer en la idolatría, es decir, de depositar su confianza en aquello que no es Dios (por ejemplo, la religión).

Segundo, el conocimiento de Dios, del cual venimos hablando, se esclarece mediante la revelación de Jesucristo como “la palabra (verbo) de Dios. La “palabra” expresa la realidad y propósito de Dios; propósito que consiste en redimir la existencia alienada del hombre. Tal verdad, como la expresa Tillich, nos impulsa y urge a la misión evangelística, pues no podemos dejar de anunciar la maravillosa obra reconciliadora de Cristo.

 

Palabras claves , , , , , , ,
publicado por profecristian a las 13:06 · Sin comentarios  ·  Recomendar
 
Más sobre este tema ·  Participar
Comentarios (0) ·  Enviar comentario
Enviar comentario

Nombre:

E-Mail (no será publicado):

Sitio Web (opcional):

Recordar mis datos.
Escriba el código que visualiza en la imagen Escriba el código [Regenerar]:
Formato de texto permitido: <b>Negrita</b>, <i>Cursiva</i>, <u>Subrayado</u>,
<li>· Lista</li>
SOBRE MÍ
FOTO

Theomathetes

En este blog se brinda una descripción del pensamiento de los teólogos más influyentes de los siglos XIX y XX.

» Ver perfil

CALENDARIO
Ver mes anterior Noviembre 2017 Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930
BUSCADOR
Blog   Web
TÓPICOS
» Albrecht Ritschl (1)
» Ernst Troeltsch (1)
» General (0)
» Gustavo Gutiérrez (1)
» Jürgen Moltmann (1)
» Karl Barth (3)
» Karl Rahner (1)
» Neo-ortodoxia (1)
» Paul Tillich (4)
» Richard Niebuhr (1)
» Rudolf Bultmann (1)
» Teología de la Liberación (1)
» Wolfhart Pannenberg (1)
NUBE DE TAGS  [?]
SECCIONES
» Inicio
ENLACES
MÁS LEÍDOS
» El pensamiento escatológico de Wolfhart Pannenberg
» Karl Barth: “Introducción a la Teología Evangélica”
» Karl Barth: Teología en el tránsito a la postmodernidad
» La antropología y la cristología de Paul Tillich
» La “desmitologización” de Rudolf Bultmann según Harvie Conn
» La neo-ortodoxia desde la perspectiva de Harvie Conn
» La “Teología de la cultura” de Paul Tillich según R. Gibellini
» La Teología Sistemática de Paul Tillich
» Un resumen de la teología de Karl Barth
» Una síntesis de la teología de Albrecht Ritschl
SE COMENTA...
» La neo-ortodoxia desde la perspectiva de Harvie Conn
1 Comentario: Jose Martin
» Un resumen de la teología de Karl Barth
1 Comentario: Fredy Marius
» Karl Barth: “Introducción a la Teología Evangélica”
5 Comentarios: arturo Hotton Risler, arturo Hotton Risler, arturo Hotton Risler, [...] ...
» Un resumen de “Para comprender la Teología de la Liberación” de Juan José Tamayo
1 Comentario: Hans verkerk
» Gustavo Gutiérrez: la teología como reflexión crítica de la praxis histórica
1 Comentario: hans verkerk
FULLServices Network | Blogger | Privacidad